moderse las uñas en dientes

¿Te muerdes las uñas? ¿Sabes la cantidad de problemas que conlleva eso? Hoy en día, el gesto de morderse las uñas es algo muy normal para algunas personas, pero seguro que nunca se han parado a pensar la cantidad de problemas que conlleva esto, tanto estéticos como dentales. Puede tener consecuencias muy peligrosas.

La onicofagia (morderse las uñas) es un trastorno que provoca que los afectados cuando están nerviosos o ansiosos no puedan controlar los impulsos de morderse las uñas, los dedos o incluso la piel que hay alrededor de ellos. Para los afectados este acto es autocalmante. Pero la ingesta prolongada y complusiva de las uñas en la boca puede ocasionar un deterioro en los dientes, un mayor riesgo de infecciones bucales y problemas en la mandíbula, entre muchos otros efectos negativos.

A continuación, te mostramos algunas de las múltiples consecuencias que tiene morderse las uñas:

Consecuencias de morderse las uñas

A pesar de que nuestras manos se encuentran todo el día en contacto con objetos y cosas que tienen bacterias, debajo de las uñas hay miles de bacterias más que en el resto de zonas de nuestras manos. Estas son algunas consecuencias que pueden afectar a tu boca, si habitualmente te muerdes las uñas, intenta remediarlo lo más pronto que puedas.

Estrés en las encías

Las uñas son duras, por lo tanto, cuando las muerdes, puedes provocar estrés en tu encías y riesgo de que algún trozo de uña se pueda quedan incrustado en ellas. Debajo de la uñas, hay miles de bacterias más que en el resto de zonas de la mano.

Problemas de bacterias

El contacto demasiado prolongado con las uñas aumenta la entrada de determinadas bacterias que afectan  a tu organismo tales como, por ejemplo, la cándida. Esta enfermedad provoca diarreas y vómitos.

Desgaste en los dientes

El continuo mordisqueo puede llegar a conseguir erosionar el esmalte de los dientes sobre todo en los incisivos. En casos extremos puede ocasionar astillados y roturas en las piezas dentales.

Dolor en la mandíbula

Puede llegar a provocar dificultad y dolor a la hora de masticar los alimentos porque este movimiento implica una posición forzada para la mandíbula.

Halitosis

El traspaso de bacterias hacia la zona subungueal de la boca, puede ayudar a desarrollar mal aliento, y, más aún, si hay cualquier tipo de infección.

 

Como has podido leer, morderse las uñas puede pasar factura con el paso del tiempo. Una solución, si tienes este mal hábito, es morder cubitos de hielo para que tus dientes no se lleguen a astillar o emplear un esmalte de uñas con un sabor amargo y fuerte para quitarte las ganas de morder las uñas cada vez que lo necesites. Si este problema ya ha afectado a tus dientes debes pedir ayuda a un profesional para que pueda determinar que tratamiento seguir para reparar tus dientes: adhesión dental, carillas de porcelana, coronas dentales entre otros muchos.

¡No comprometas tu dentadura y tu sonrisa!

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Clinica dental finedent

¿TIENES UNA URGENCIA DENTAL?

¡TE ATENDEMOS SIN CITA PREVIA!

Llama al  siguiente teléfono para informarnos de tu urgencia dental.

958 28 44 55

HORARIO:

(Lunes a Viernes) 9:30 h – 14:00 h y 16:30 h – 21:00 h

×