Alimentos para la prevención Dental

Algunos alimentos y productos afectan de forma negativa a nuestra boca, resultan menos saludables para la zona bucal. La mayoría de ellos son más que conocidos por todos, pero hay otros que podemos desconocer lo que originan. Quizás estes leyendo esto porque ya conoces los efectos adversos y lo que necesites quizás es un buen tratamiento de estética dental

Una boca siempre saludable

Para alcanzar una óptima salud bucal, es vital reducir o eliminar la ingesta de las siguientes sustancias, bebidas o comidas:

  1. Fumar:

    Es el principal hábito que debemos modificar con urgencia, pues la nicotina provoca multitud de consecuencias negativas. Entre ellas, se oscurece el esmalte y se mancha la dentadura. El tabaco puede ocasionar enfermedades en las encías, así como cáncer en distintas partes del cuerpo. También provoca mal aliento y da lugar a problemas en las papilas gustativas.

 

  1. Pastillas para la tos:

    Siguen siendo caramelos y con bastante azúcar, no debemos de olvidarlo. Por tanto, lo mejor es lavarse los dientes tras chupar una pastilla de este tipo.

 

  1. Comer golosinas y dulces en exceso:

    Además de contener azúcar, el gran enemigo de la dentadura, se suelen pegar a los dientes y originan daños en el esmalte de los mismos, ya que permanecen mucho tiempo en contacto.

 

  1. Tomar café:

    La acidez y el color de esta bebida puede ocasionar manchas en el esmalte. En ese sentido, resulta fundamental mantener una buena higiene bucodental, si se consume bastante café.

 

  1. Beber vino:

    El vino blanco y el tinto presentan algunos ácidos que deterioran los dientes. Asimismo, el vino tinto contiene un pigmento que mancha la dentadura. Aclarar con algún enjuague bucal o utilizar una pasta dental blanqueadora es una muy buena opción.

 

  1. Beber refrescos:

    Las bebidas gaseosas están elaboradas con una gran cantidad de azúcares. Del mismo modo, contienen ácidos, que igualmente estropean el esmalte de los dientes.

 

  1. Masticar hielo:

    Aunque el hielo solo es agua en estado solido y no presenta azúcar, es muy duro. Se ocasionan fracturas y fisuras.

 

  1. Comer patatas de bolsa o aperitivos:

    El almidón, como hemos mencionado con anterioridad, se transforma en nuestra boca en ácido. Es importante lavarse los dientes con efecto inmediato tras ingerir este tipo de producto.

 

  1. Comer demasiados bocadillos o snacks:

    Comidas como los bocatas o los aperitivos provocan un nivel menor de saliva en comparación con otros alimentos. Además, los restos de estos aperitivos se quedan fácilmente entre los huecos de los dientes, lo cual puede originar la aparición de caries. Se aconseja reducir su consumo y optar por bocadillos bajos en azúcar y en almidón.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*