cuidados despues de las muelas del juicio

Los cordales, comúnmente conocidos como muelas del juicio, son el tercer molar y pueden aparecer en cualquier momento de la vida de la persona e, incluso, no salir o quedarse retenidos. La tendencia es que surjan entre los 16 y los 25 años. Aunque nunca se suele informar sobre los tipos de cuidados despues de la extracción de las muelas del juicio. También es muy importante acudir al dentista realizarte una revisión odontológica y ver tus necesidades

Cuando estas piezas ocasionan algún tipo de daño o afectan al desarrollo de otros dientes, se suele aconsejar su extracción. Y es que pueden ocasionar apiñamiento dental, quistes, entre otros problemas de salud.

No es el mismo procedimiento cuando la muela del juicio ha erupcionado a cuando solo lo ha hecho de forma parcial o no ha llegado a salir. En el caso de que la muela esté fuera, se suele emplear el método habitual y se extrae con ayuda de instrumental clínico y tras la aplicación de anestesia local. Sin embargo, cuando la muela no ha erupcionado o solo lo ha hecho de forma parcial, se debe recurrir a la cirugía, lo que conlleva un pequeño corte en la propia encía.

Proceso de curación

La extracción de muelas del juicio con cirugía requiere una serie de cuidados más exhaustivos que cuando se realiza sin necesidad de cortar la encía. En ese sentido, dependiendo el tipo de intervención, así como las características de cada paciente, el tiempo de recuperación puede variar bastante. Lo más normal es que conforme pasen las semanas, la persona se encuentre mucho mejor y en un mes aproximadamente esté recuperado. El hueso puede tardar en curarse unos seis meses.

Tras la extracción de la muela es normal sentir dolor, así como sufrir sangrado en esa zona, al menos 24 horas. Es necesario hacer presión en la herida mediante una gasa limpia y nueva durante 20 minutos y cambiarla de forma sucesiva.

El paciente puede notar un borde afilado en el hueco vacío que ha quedado de la muela del juicio. Son simplemente pequeños trozos del hueso que aún asoman, lo cual no supone ningún riesgo y llegan a desaparecer por sí solos. El dentista puede eliminarlos, si llegan a resultar demasiado incomodos.

Si el dolor persiste, puede consultar con su especialista para que le pueda indicar qué tomarse y si, después de 48 horas, el dolor aumenta y se hace más intenso, puede que haya habido alguna complicación y debe de acudir a su clínica dental de forma inmediata.

Principales cuidados

Para poder facilitar la recuperación de la extracción de la muela o muelas del juicio, se pueden seguir los siguientes cuidados:

  1. Seguir las pautas del cirujano y tomar la medicación prescrita por el mismo.
  2. Poner hielo sobre la zona de la mejilla.
  3. Mantener la cabeza a una altura superior, por encima de los pies, así que a la hora de dormir se deben de emplear almohadas.
  4. Llevar a cabo las indicaciones del especialista en cuanto a la higiene oral, poner especial atención en este aspecto.
  5. Enjuagarse con agua tibia y sal cada dos horas aproximadamente durante los primeros días, para evitar posibles infecciones y favorecer la cicatrización.
  6. Comer a base de dieta blanda hasta que la herida cicatrice.

Lo que no hay que hacer

Asimismo, hay otras acciones que no debemos de realizar si queremos que nuestra recuperación sea lo más rápida y exitosa posible. Algunas de las cosas que debemos de tener muy en cuenta son:

  1. No practicar deporte, ni hacer ejercicio físico hasta pasar el proceso de cicatrización.
  2. No fumar las primeras 24 horas.
  3. No beber líquidos, ni comer alimentos que estén muy calientes. Sobre todo, antes de que desaparezca el efecto de la anestesia.
  4. No tomar alimentos con semillas o compuestos por elementos pequeños, que puedan colarse y quedarse en los alvéolos de la muela.
  5. No remover o hurgar con la lengua o los dedos la zona.
  6. No escupir, ni tampoco hacer la acción de chupar o beber con pajita, succionar.
  7. No tomar bebidas alcohólicas en las primeras 24 horas.
cuidados muela del juicio extraccion
consejos para una correcta higiene dental

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*