En general, con la llegada del verano se disfruta mucho más y nos excedemos mucho más con todo, pero eso no tiene que significar una pérdida de salud bucodental. Como siempre,  la mejor manera de solucionar un problema, es anticiparse a él.

Romper con la rutina durante el periodo estival puede ser bueno para todos, pero no por ello, debemos descuidar los procesos que nos protegen de ciertos problemas de salud tales como la higiene dental.

Por ello, la primera medida es conservar los hábitos higiénico dentales que se tenían antes del comienzo del verano, y es que, este es el primer error que comete la población en general, con el aumento del número tanto de comidas en el exterior, como en entre horas.

Esta pérdida de calidad higiénica hace que se originen los primeros problemas bucodentales, esto, sumado al aumento de las temperaturas, hace que prolifere el número de bacterias en la boca.

Los niños y sus hábitos

Tampoco podemos olvidar a los niños, un grupo de la población más propenso a sufrir problemas dentales a la vuelta de las vacaciones, debido a que se encuentran en un periodo vacacional en el que intentan exprimir al máximo, el tiempo para jugar y divertirse, y el aumento del consumo de alimentos azucarados.  Lo que suele producir la caries.

Por otra parte, no podemos olvidar que la caries dental en sí misma no es el único problema que puede surgir, ya que de esta enfermedad derivan problemas de salud en los pequeños como dolor intenso, infecciones o disminución en su desarrollo físico.

La solución a este problema recae totalmente en los padres, ya que son los responsables tanto del cuidado de la salud como de la educación de los niños. Por eso, este verano, es importante poner atención, entre otros aspectos, a la higiene bucodental de los más niños para evitar mayores problemas en la salud.

Siguiendo con esta línea, de especial atención a la infancia, el segundo problema más recurrente en los niños son los traumatismos dentales. Este es un problema en el cual, la responsabilidad no recae directamente en los padres, como es el caso del anterior.

La mayoría de los traumatismos dentales en niños son producidos por accidentes derivados de golpes que se producen durante los juegos, o por caídas accidentales que se pueden originar tanto a edades tempranas como adultas.

Para solucionar este tipo de problema, la primera actuación a realizar es acudir de inmediato a un profesional, tras producirse el traumatismo dental, con el objetivo de que éste adopte las medidas pertinentes.

Los adultos no se libran

Otro factor importante, es el mayor consumo tanto de bebidas alcohólicas como de tabaco, esto produce un nivel mayor de sensibilidad o exposición ante posibles problemas bucales o periodontales.

Igualmente, en los adultos se registra un mayor consumo de bebidas alcohólicas, de refrescos azucarados y alimentos fríos como helados y granizados. Se producen problemas de hipersensibilidad dental, que la mayoría de los casos se puede contrarrestar o solucionar, ya sea  acudiendo a un buen profesional o con el uso de dentríficos adecuados, dependiendo de cada caso.

Sin olvidar, que tanto en niños como en adultos, es vital estar hidratados, y seguir una dieta equilibrada y saludable, lo cual influye notablemente en nuestra salud dental.

 

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

¿TIENES UNA URGENCIA DENTAL?

¡TE ATENDEMOS SIN CITA PREVIA!

Llama al  siguiente teléfono para informarnos de tu urgencia dental.

958 28 44 55

HORARIO:

(Lunes a Viernes) 9:30 h – 14:00 h y 16:30 h – 21:00 h

×

PIDE TU CITA

Pide tu cita Pop Up

×