La diabetes es una enfermedad crónica provocada por la incapacidad del organismo para producir suficiente insulina. Hay distintos tipos de diabetes y es muy importante tenerla controlada por un medico especialista. Diversos estudios han demostrado la relación entre la diabetes y la salud bucodental.

Debido a las variaciones de nivel de glucosa, estas personas suelen sufrir, con cierta frecuencia, problemas bucales tales como periodontitis o caries. La prevención en estos casos, es uno de los aspectos más importantes si se quiere evitar futuros problemas en la salud dental de estos pacientes.

La boca de un diabético

Algunas complicaciones bucodentales se dan con más frecuencia en personas que padecen de diabetes. En ese sentido, resulta fundamental conocer, en profundidad, las enfermedades y los problemas que pueden derivar de esta enfermedad. Algunas de las complicaciones más habituales son:

  • Enfermedades periodontales como la gingivitis y la periodontitis. Provocan síntomas tales como inflamación, enrojecimiento o sangrado de las encías.
  • La xerostomía. La sensación de sequedad bucal. Puede alterar el proceso de masticar.
  • Irritaciones y úlceras bucales. Generan molestias y dolor en la cavidad oral.

 

Algunos consejos para prevenir estas enfermedades

  • Acudir con frecuencia al dentista. Visitar frecuentemente al odontólogo  y hacer las revisiones correspondientes para controlar la aparición de caries o infecciones. Una detención a tiempo es la clave para que el tratamiento bucodental sea eficaz.

 

  • Rutina de cepillado diario. Debes cepillar los dientes y las encías a diario después de cada comida. El tiempo de cepillado debe ser de más de dos minutos.

 

  • Que el dentista trate adecuadamente las infecciones y las resuelva con facilidad, ayuda a que el paciente diabético mejore los niveles de azúcar.

 

  • Utilizar algún tipo de enjuague específico y una crema dental que contenga flúor.

 

  • Evitar hábitos perjudiciales. Para evitar complicaciones en enfermedades periodontales, es importante mantener un estilo de vida saludable y dejar atrás malos hábitos. Un claro ejemplo es el tabaco. Si eres una persona que sufre diabetes, te recomendamos que dejes de fumar.

 

  • Emplear el hilo dental es la medida que más se aconseja para una correcta higiene bucodental. La seda permite eliminar los restos de comida y bacterias en espacios que el cepillo no puede alcanzar, como los espacios interproximales.

 

  • Evita la resequedad en la boca tomando mucho líquido y yogures.

 

En resumen, para prevenir el desarrollo de algún tipo de enfermedad bucodental grave en los pacientes diabéticos, las principales claves son: mantener una buena salud en la boca y en los dientes, así como acudir con, cierta periodicidad, a su dentista de confianza.

En Clínica Finedent hacemos estudios personalizados y nos adaptamos a las necesidades de cada paciente. Te esperamos.

 

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*