El irrigador bucal o dental, debido a su nombre y a su aspecto, puede parecer una herramienta de limpieza dental difícil de usar y de obtener, pero no es así.

Si preguntásemos a determinadas personas sobre para qué creen que se utiliza un irrigador bucal podrían deducir que son objetos que se usan para la limpieza dental, pero lo asociarían directamente a las clínicas dentales, y por lo tanto, a un empleo profesional de este producto. Lo que no conocen, es que es un producto que se puede adquirir fácilmente y que puede beneficiar en gran medida su salud bucal, implementado el uso de este producto en su higiene del día a día.

¿Qué es un irrigador bucal?

Es una herramienta creada especialmente para la limpieza de dientes y encías por igual, consiste en aplicar un chorro de agua o colutorio a presión sobre las partes de la boca que hemos mencionado anteriormente,  con el objetivo de eliminar la placa bacteriana que no se haya podido retirar con el cepillo de dientes, y al mismo tiempo, proteger y  reforzar las encías.

Uso del irrigador bucal

Puede parecer un producto complicado de utilizar, pero realmente no es así, las instrucciones de esta herramienta son fáciles de comprender, y en el momento en que lo introduzcas en tu higiene del día a día, verás que se convertirá en un elemento imprescindible para una limpieza completa. Además en este momento, en el mercado se encuentran un gran número de modelos y marcas que compiten por ser el producto más utilizado y por tanto el más elegido por los consumidores.

Pueden surgir dudas respecto al modelo que mejor puede adaptarse a tu higiene y al determinado tipo de boca. Por lo que entra en juego el asesoramiento de los profesionales o de tu clínica dental de confianza. Además también puedes escoger el tipo de batería y por tanto la autonomía del irrigador bucal, ya que puedes elegir entre uno fijo y uno móvil. Los principales aspectos a tener en cuenta en esta decisión son mayormente de espacio en tu cuarto de baño, ya que uno fijo tendrá unos accesorios de mayores dimensiones, por lo que el espacio disponible jugará un papel vital.

El principal beneficio del irrigador bucal fijo es la mayoría de posibilidades de uso por lo que ofrecerá una limpieza y un uso más completo.

Si eres una persona que suele viajar y te sientes más cómodo con herramientas de menor tamaño, puedes determinar que el irrigador bucal móvil es el que mejor se adapta a tus necesidades, el principal beneficio de este producto es la mayor movilidad que ofrece, tendrá una menor autonomía y prestaciones que la modalidad del irrigador bucal fijo, pero la facilidad de desplazamiento y de uso puede desequilibrar la balanza en su favor.

Beneficios del irrigador bucal

El principal beneficio y por el que se puede implementar la higiene diaria de cualquier persona, es que es un producto que complementa y refuerza la limpieza bucal en dos factores tan importantes para la misma como la reducción de placa y la prevención de inflamaciones de las encías.  Además también influye en la impresión y la comodidad después del cepillado en el día a día. Todo el mundo conoce la sensación de limpieza y frescor que se obtiene después de la visita a una clínica dental profesional, con el uso de este producto puedes conseguir un efecto muy parecido.

Ahora, la utilización de los irrigadores bucales pueden beneficiar especialmente a las siguientes personas:

Personas con problemas de periodontitis, una enfermedad que causa inflamación en las encías y que además daña el tejido de los dientes. Un problema que afecta a un gran número de personas y para el que es necesario de tratamientos realizados por profesionales para que no causen mayores consecuencias.

Personas que utilicen ortodoncia, ya que con esta herramienta de corrección se dificulta la limpieza e higiene bucal del día a día, por lo que el irrigador bucal puede ser un fantástico complemento para un completo y correcto cepillado.

Por último, para la personas que lleven implantes dentales ya que tienen que tener una especial atención y cuidado de la higiene diaria.

 

 

 

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

¿TIENES UNA URGENCIA DENTAL?

¡TE ATENDEMOS SIN CITA PREVIA!

Llama al  siguiente teléfono para informarnos de tu urgencia dental.

958 28 44 55

HORARIO:

(Lunes a Viernes) 9:30 h – 14:00 h y 16:30 h – 21:00 h

×

PIDE TU CITA

Pide tu cita Pop Up

×