Los padres sufren una lucha constante con los dientes de sus hijos, desde que empiezan a salirle los primeros molares hasta el proceso de enseñarles a cepillarlos y mantener una buena higiene bucal. El cuidado es una preocupación constante de los padres, y especialmente en sus primeros años de vida, por eso es muy importante tener claro cuáles son las pautas de higiene bucal para los más pequeños de la casa.

Tener claras las bases de higiene bucal para los más pequeños es un punto clave a la hora de ayudarles a cuidar su boca, incluso antes de que éstos aparezcan. A continuación, resolvemos algunas confusiones y dudas muy comunes entre los padres:

  • Es importante cuidar la boca incluso desde antes de la aparición de los molares, para ello, se puede pasar una gasa húmeda por las encías del bebé después de cada toma de lactancia materna o de cada biberón. Esto da lugar a una buena higiene en la boca del bebé.
  • Evita que se chupe el dedo. La succión del pulgar en niños mayores de dos años puede llegar a producir alteraciones en los maxilares. Si esta costumbre se elimina lo más pronto posible, al igual que el chupete, esta alteración de la boca desaparece de forma espontánea.

 

niños y los dientes

 

  • Empiezan a salir los dientes, y les duele. Es importante que no se introduzcan en la boca cosas duras que les puedan causar algún tipo de daño en las encías. Es mucho mejor objetos blandos y si su temperatura es fría, esto aliviará el dolor de sus encías.
  • ¿Cuándo utilizar un dentífrico? Es conveniente estar seguros de que los niños no lo van a tragar. La edad ideal es a partir de los dos años. Se debe poner una cantidad muy pequeña en el cepillo de dientes y con una pasta que su concentración de flúor sea pequeña.
  • Es fundamental que su cepillado dental sea 3 veces cada día, poniendo más énfasis en la noche y con un tiempo mínimo de cepillado de dos minutos. Limpiar la lengua, los dientes por todas sus caras y enjuagar bien la boca. Los niños tendrán una boca en perfecto estado si integran esta limpieza como hábito diario.
  • Los padres son un ejemplo a seguir, y deben enseñar a los hijos a cepillarse los dientes colocándose detrás de ellos y con la cabeza ligeramente inclinada hacia atrás. Una vez hayan aprendido a hacerlos ellos solos, la función del mayor será revisar que esta limpieza se haga de manera correcta.

 

Recuerda que los mayores son el ejemplo de los más pequeños y que deben acostumbrarse a tener buenos hábitos de higiene bucal. Si por algún tipo de motivo tu hijo sufre un problema en la boca, no dudes en llamarnos y pedirnos cita.

Cuidamos la sonrisa de los más pequeños.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Clinica dental finedent

¿TIENES UNA URGENCIA DENTAL?

¡TE ATENDEMOS SIN CITA PREVIA!

Llama al  siguiente teléfono para informarnos de tu urgencia dental.

958 28 44 55

HORARIO:

(Lunes a Viernes) 9:30 h – 14:00 h y 16:30 h – 21:00 h

×