Alimentos que no debes ingerir si quieres cuidar tu salud dental

La sensibilidad dental, denominada hipersensibilidad de la dentina, afecta a más de la mitad de la población. Esto sucede cuando la parte más blanda del diente, conocida como dentina, se expone de forma gradual.

La dentina contiene unos tubos minúsculos -túbulos-, los cuales acogen los extremos de los nervios. Estos nervios se encuentran llenos de líquido. Al tomar bebidas muy calientes o muy frías, por ejemplo, se puede llegar a mover ese líquido dental. Si esto pasa, los nervios reaccionan y provocan un pequeño pinchazo o, incluso, dolor. Es un indicativo de que necesitamos una revisión de tu salud bucal general

Las personas que padecen de dientes sensibles pueden saberlo de forma muy sencilla, ya que lo notan al tomar un helado o beber una taza de café bastante caliente. Si los cambios bruscos de temperatura o el simple cepillo de dientes hacen que los dientes se estremezcan, ya sabes qué puede estar pasando. Es muy importante detectar este problema con cierta rapidez, pues tiene solución.

Afecciones que pueden causar sensibilidad

La hipersensibilidad se puede producir por diversos motivos. Las principales afecciones causantes de este problema son:

Bruxismo

Si los dientes chirrían, es decir, rechinan cuando duermes o ejercen presión unos con otros durante el día, es muy probable que el esmalte se esté desgastando y la dentina se encuentre más expuesta.

Gingivitis

Al sufrir de esta enfermedad, el tejido de las encías se ablanda y puede aumentar la sensibilidad en los dientes.

Hábitos de higiene incorrectos

La higiene bucodental es una de las principales razones que motivan esta molestia y es que, por ejemplo, cepillarse con movimientos incorrectos –no circulares- y con demasiada fuerza desgasta el esmalte. Además puede dar lugar a que las encías se retracten y queden al descubierto, siendo mucho más susceptibles a la hipersensibilidad. Igualmente el sarro y la edad pueden desgastar el esmalte.

Encías retraídas

Cuando la encía se encuentra retraída, puede que la dentina dental esté más expuesta, como hemos mencionado.

¿Se puede tratar la hipersensibilidad?

Por suerte, sí. Los dientes con hipersensibilidad tienen solución. El primer paso sería probar con una pasta o crema dental indicada para dientes sensibles. Se trata del sistema más sencillo. Para que pueda ser efectivo, se aconseja utilizarla durante varias semanas para conseguir resultados.

En el caso de que esta medida sea insuficiente, el dentista puede recomendar otros tratamientos tales como el gel de fluoruro o un sellante que una la encía con el diente. Todo depende de cada caso y de las características del paciente.

Hay veces que reparar la sensibilidad dental es más complicado y se tienen que llevar a cabo otros procedimientos como el tratamiento de conductos. De todos modos, no es lo más usual y la mayoría de pacientes cuentan con otras múltiples soluciones.

Lo mejor es tratarlo cuanto antes para evitar mayores complicaciones. Así, podrás disfrutar de ciertos placeres tales como comerte un sabroso helado de chocolate o disfrutar de una buena taza de café caliente.

tratamientos y remedios contra los dientes sensibles

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Clinica dental finedent

¿TIENES UNA URGENCIA DENTAL?

¡TE ATENDEMOS SIN CITA PREVIA!

Llama al  siguiente teléfono para informarnos de tu urgencia dental.

958 28 44 55

HORARIO:

(Lunes a Viernes) 9:30 h – 14:00 h y 16:30 h – 21:00 h

×